viernes, 18 de septiembre de 2015

EL POLICÍA ESCOLAR (UN RETRATO DEL AYER)

Por: Oscar Carrasquel
Villa de Cura, estado Aragua

A mi hija Gilda, maestra de hoy


Estos seres que antes
vestían de Policía,
no tenían rostros de policías.
Eran hombres con cara de niños
y mirada noble,
con ojos de cielo claro
y manos de labradores.

Por años, LUCIO REINA y BRÍGIDO
ALAGAR,
ejercieron en Villa de Cura de “Policía Escolar”.
fue en los años cincuenta
del siglo que acaba de pasar.

Los dos andando por
los pasillos de los colegios,
y tocando en las puertas de las casas de la vecindad.

Interrogando a los padres
sobre el por qué sus muchachos,
en la mañana o en la tarde,
no habían asistido a estudiar.

Fueron auxiliares
de maestras y maestros,
y acompañantes de su soledad
revisando la lista de asistencia,
desde la “z” hasta la “A”.

Cuántas veces con sus pitos de
fiscales,
anduvieron por caminos vecinales
tras la huellas de los zagales
que se jubilaban de sus horarios
de clases,
para darse un fresco chapuzón
en los pozos
del río Tucutunemo,
el río Las Minas,
o la quebrada de Guayabal.

Cuidador también de las escapadas de los muchachos a comer frutas silvestres en los campos.
O del perseguir con Hondas el rítmico vuelo de los pajaritos en el monte.

El “Policía Escolar” enseguida su veredicto iba a dictar:
“Que por tremenda Infracción
una “pela” en casa les van a dar”.
Hace tiempo se fueron BRÍGIDO
y LUCIO a la eternidad.
Con ellos se extinguió la figura del “Policía Escolar”,
se acabò su indetenible ir y venir por las estrechas calles
de la ciudad
cabalgando sobre sendas bicicletas de pedal.

De la mano de este par de  gendarmes,
que vigilaron nuestras diabluras infantiles,
y asumían con placer su trabajo.
fue como aprendimos las primeras lecciones que la vida
nos vino a dar.



OeC. Agosto 2014

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Deja tu huella en este blog con tu comentario.