martes, 15 de marzo de 2016

VIERNES SANTO EN LA VILLA






                                                     Por Oscar Carrasquel

Mediodía para abajo de Viernes Santo
La señal que va marcando la hora.

Por la principal y angosta calle
Marcha el féretro
Lleno de luces y silencios

Con sus manos extendidas
Y un manto de morados lirios
De vaporosa luz sobre los costados.

Se detiene la caja mortuoria en la esquina
(Como otras veces)
Brilla con el sol la monotonía de un tambor:
¡Tarapampá ….tarapampá…!
Igual a un lento latido de corazón.

Ya el sonar de la música sacra
Y el chasquido de pasos vacilantes
Van cortándole un pedazo a la tarde.

Los fieles con cirios encendidos
Y oraciones escapadas de trémulos labios
Acompañan la religiosa marcha
En línea recta hacia su aposento.

Un rumor de abejas al instante último
Como alitas aplaudiendo
Van tejiendo las ondas del viento.

La mística imagen de Jesús yacente.
Va haciendo su llegada
Al dintel de su Templo.

                                                                 Semana Santa de 2016



No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Deja tu huella en este blog con tu comentario.