jueves, 13 de agosto de 2015

EL GALLO QUE SIEMPRE ES GALLO





 











                                                       














 Por: Oscar Carrasquel



Este espuelérico  lo conocí en las costas de Falcón
No tengo dudas que es un gallo de hábitos naturales
Su canto despierta el crepúsculo matutino en cada rincón
El pollo más cotizado por la población de gallináceas
Criollas y de razas
Cubre a las pollas sin ninguna dificultad
Blancas, gordas, coloradas y jabadas
No existe pretexto para reconocer la realidad.

A una  de las pirocas le reclutaron una nidada
Simulando  una aureola de piedras preciosas
Lo curioso del gallo es su labor en dos frentes
Su papel de buen  padre y de madre corren parejos.

Que la piroca abandone el ponedero
Por supuesto que  natural no lo considero

El meollo de la cuestión es que el gallo
Pasa varias semanas echado cómodamente
 Sin levantarse del nidal
Y mire que yo he transitado tantos patios
Y nunca había visto algo igual
!
A mí no me gusta especular
Pero me parece un gallo muy  raro.
A la hora de pararse se esponja y tiembla como un borracho 
Cansado de estar tantos días haciendo el papel de mamá

Pasado el tiempo de empollamiento
 Los polluelos salen en carrera detrás del tierno animal

Como a este macho seguramente  su sábado le llegará
Y como yo no entiendo bien esta embrolla.
A los dueños les pido de palabra
 Que mejor cuando  llegue esa hora
 Lo mío -por favor- me lo dejen en la olla.
 

                                                                                                     Paraguaná, invierno de 2015


COMENTARIOS:

    De: Raquel from J.C.
2 de febrero de 2016, 16:58

Què bonito escribe usted!

1 comentario:

Deja tu huella en este blog con tu comentario.