miércoles, 5 de agosto de 2015

LUISA DEL VALLE





Por Oscar Carrasquel
Villa de Cura, estado Aragua


Tu nombre es acuarela y paisaje a la vez.
Tengo en secreto tu retrato como una hoja seca marcando las páginas de un viejo texto.
 Sagrada como una isla lejana,
 Altiva como una palmera,
 parecida a una virgen de madera.
 Maestra que llenó con poesía el aposento de los escolares.
De los poros te brotó el arte de escribir, poetisa de la vida y el amor,
Luisa del Valle, con ojos color de cielo y agua de mar
y cabellera de rubios y entorchados encajes, como pétalos de flor.
El mar Caribe oriental llenó de éxtasis el espejo de tus ojos
cuyas aguas enjuagaron  tu silueta cuando niña.
Sus aguas empaparon tu espíritu de bravura
para que defendieras los sueños sedientos de los desamparados.
Conocías la comarca por haberla recorrido muchas veces en tu doncellez.
 La espuma blanca y arenosa de las playas orientales
nunca se cansaron de acariciar tus manos y tu alma de poeta .
Un día de cielo plateado, ella perdió su último altercado con la muerte.




   Enero 2015

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Deja tu huella en este blog con tu comentario.