miércoles, 8 de junio de 2016

ODA A UNA GUITARRA

        

                                                           Por Oscar Carrasquel



Yo  lo  más parecido  que encuentro
a la  hermosura de una mujer de madera
es la guitarra de Víctor David Parra

Tiene glamour
Tiene curvas y contornos
Tiene colorido y gracia
Y  tiene la suavidad de una flor

El músico-poeta la enamora
y la atrae a su pecho
-Para sentirla-
Ella, la mujer de madera, lo conquista.

Acaríciale con la yema de sus dedos
de arriba  a abajo
sus largas y bronceadas trenzas 
Saca de lo más adentro de su cuenca
un rumor de ilusiones y alegrías perfumadas

Yo   he oído su voluptuosidad
en el silencio de una medianoche
trasnochando el sueño de los astros

Suspirando sus alegría y sus ilusiones
Escoltando sus elegías hechas canciones,
Transportando también sus ideales.



                                                      La Villa, invierno 2016



No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Deja tu huella en este blog con tu comentario.