viernes, 19 de mayo de 2017

FRANCISCO OJEDA

             

                                                                  Por Oscar Carrasquel


Desgarbado, casi seco, sustancia común
del hombre por el sendero de la vida
Mano leal y sencilla de identificar
Tal es Francisco “Pancho” Ojeda,
un viejo soñador de mirada honda

Se dice viejo,
pero solo tiene el cabello
del color de una hoja caída

Estudioso de la ciencia de los vegetales
y también de fundamentos pitagóricos
Pero  su intelecto  difunde siempre
una luz  filosófica

Ahora aprovecha el tiempo de repliegue
para beber en la fuente de los clásicos,
es capaz de hablar de Lutero,
como saber del aforismo de Maquiavelo

Su verbo tiene el mismo sabor
del delicado numen de la literatura
Allí está presente el hombre  agazapado
que aún recorre  el aire de una ciudad callada

Baquiano de los paraderos del viento,
no importa que llueva,
Igual puede  disfrutar del sol canicular
de la pampa apureña.

Para el amigo leal
va mi voz llena de nostalgias
de una noche desvelada.



            

  La Villa de San Luis de Cura, mayo de 2017




No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Deja tu huella en este blog con tu comentario.