jueves, 11 de junio de 2015

YO AL FINAL QUIERO...

                                          

Por Oscar Carrasquel


Ella tuvo, señores hidalgos,  la labor de enseñar
Ella tuvo su primer abrir de ojos en Santa Bárbara de Rubio
Llamada la ciudad luminaria de toda la región del Táchira.
En la Sultana del Ávila se extinguió la luz  de la tercera estrella.
Yo quiero adivinar y corear  sus sueños de luces y  de lánguida congoja
Yo quiero cuando tenga el tiempo vencido, cuando se desvanezca
El sueño de la noche
Y no sea posible auscultar el lamento de una lira, ni oír la voz de unos juglares,
Ni el coro de arrendajos y turupiales
Quiero que mi despojos  se conviertan en arena.
Yo quiero que el polvo se lo lleven los vientos que mecen la aurora
Yo quiero que mi ceniza viaje con la corriente de un río crecido
Yo quiero que el tronco seco de una palmera de los llanos
Acompañe el cofre metálico entre las barrancas de un río
Yo quiero que unas  garzas blancas volando en pareja vayan adelante
Besando las ondas  del  río.
Yo quiero que el polvo gris se confunda  con la arena blanca del mar infinito.
Yo al final quiero, que a la hora crepuscular
 El soplido del mar sea testigo de su final esparcir.





Maracay, 07 de junio de 2015

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Deja tu huella en este blog con tu comentario.